29.6.11

Noche porteñosa


¿Será que no debo manifestarme desde este lugar de odio nocturno?
Es que el odio llega así, a principio de semana, a final de otras cosas, impulsivo, juicioso, como primera impresión, la de más tinta, contrastante pero clarisima, legible.
La primera vez que lo vi estaba todo a la vista,aleteo de brazos (si es que eso es posible), chiste repetitivo, voz aguda de ansiedad, ansiedad de hablar sobre si mismo,opinar acerca de todo, citar a todos, criticar todo, reirse de todos. Esta noche me recordó al cuento de Werner que leí en 7mo grado, los acompañantes a un festejo snob de año nuevo chino en la casa de alguna ex madrastra, a adjetivos alemanes, a cita de filósofo en medio de la cerveza de viernes por la noche.
Todos los súbditos miran admirados esperando el gesto de aprobación, sonrisa incluyente, y yo pienso que es tarde para volver sola que la antipatía no vale la pena en situación de peligro y me arriesgo, pero los snobs criticones capitalinos aleteadores de brazos, no acompañan a tomar el 24, no miran las patentes de los taxis, no piden msje de texto confirmando el arrivo a casa.
Muerta de frío en la parada de colectivo, muerta de miedo en la calle Uruguay, pienso... al menos el programa estuvo bueno... al menos esto es post.

Werner
http://ciudadanodelmundo.espacioblog.com/post/2007/05/08/werner-leo-masliah-

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Antes que nada voy a estar en desacuerdo con vos, la antipatía siempre vale la pena.
Por otro lado la gente aleteadora de brazos siempre me ha caido mal, saca lo peor de mi su frustrado esfuerzo por ser graciosos..
Y que decirte de los porteños, mejor no lo digo. Vos sabes bien.
Es una pena no haberte llevado un hueso de compañia.
Caricatita

Mariana Nofal dijo...

:-D

Anónimo dijo...

Y debe haber sido uno de tus pocos intentos! Yo te acompañaría a la parada grossa! jaja
Muy bueno el blog!

Anónimo dijo...

Buenooo !